Hacer el amor con musica

Hector Di Donna
Official Website


 

 

DI DONNA MUSIC
HOMEPAGE

Articulos


Héctor Di Donna
EL CANTO PSICODELICO-MISTICO DE UN VENEZOLANO TOCADO POR EL FENG-SHUI

Apenas conocido en nuestro país no tiene ni un sólo disco editado en
Venezuela, pero sí siete con el sello estadounidense de new age Alcione
que se distribuye internacionalmente. Este músico es una caja de sorpresas.

GREGORIO MONTIEL CUPELLO

Bajo la denominación "Di Donna" hay una serie de siete discos que se consiguen en la Florida, Nueva York, Rusia, Francia, España, Costa Rica, Argentina, Taiwán y Hong Kong. Su música es un compendio de blues, pop, rock, jazz, música china, hindú, africana, árabe, andina o electrónica que se refiere a temas esotéricos y metafísicos como el feng-shui, los chakras, las runas vikingas, la Atlántida, los poderes mágicos de los cristales o la sexualidad especial del kamasutra.

El tecladista, guitarrista, bajista, programador y compositor Héctor Di Donna es uno de los músicos venezolanos más singulares de estos días de globalización. Con un pie en las Islas Canarias (a donde acaba de mudarse)  y otro en la Florida estadounidense, desde 1998 ha trabajado con el sello Alcione, de Miami, especializado en new age, world music y electrónica con nombres como el dúo chileno Alkymia, el canadiense Ron Korb, el brasileño Aurio Corrá, el colombiano Antonio Cobo, el ruso Emile, el puertorriqueño Bague y hasta un disco de Ilan Chester con cantos devocionales Hare Krishna.

ROCK ARABE CON GOLPE TUYERO

"En la casa teníamos una pianola vieja y desde los 4 años improvisaba cosas como chinas, porque las hacía con las negras del piano", nos dice trayendo a colación su más remoto antecedente musical. Mas lo determinante vendría en los años sesenta bajo el influjo de Los
Beatles, Los Rolling Stones, Cream, Eric Clapton y el lenguaje del blues-rock. Luego a comienzos de los ochenta inició una serie de
viajes, primero por Suramérica, y después desde Italia, donde vivió ocho años dando vueltas por el Mediterráneo y el norte de Africa.

Di Donna lo recuerda así: "Toqué con músicos africanos, árabes, marroquíes, italianos, franceses, españoles, chinos, de la India. Pero algo que me marcó fueron dos hermanos chinos de Beijing que conocí en Roma, descendientes de una familia de luthiers que hacen instrumentos con la técnica del feng-shui, es decir: En qué momento debo cortar el bambú, como debe estar el árbol, a cuántos metros del río, cómo está la luna, cómo estoy yo, en qué situación geográfica, cuáles son las medidas áuricas que se deben respetar, etc. Nos hicimos amigos, les llamaba la atención nuestra síncopa en la musica venezolana y el grupo musical folclorico-etnico Un SoloPueblo, estos amigos chinos me enseñaron lo que significa el feng-shui dentro de la música".

De regreso a Caracas en 1990 fueron muchas las vueltas como arreglista, grupos para fiestas o locales nocturnos y experimentos en casa: "Comencé a trabajar con secuenciadores, sintetizadores y a usar fragmentos musicales de la India y de China. Salían cosas como rock árabe con golpe tuyero o música china medio jazzeada, hasta que un día una amiga va a Miami y le lleva un cassette al dueño del sello disquero Alcione: José Oliva, y me invitaron a la Florida, alli publique el primer disco: "Feng-Shui",  y me firmaron por varios discos".

Así, en 1999 vino el segundo CD, el sugestivo "Aphrodite" (música new age erótica), en el 2000 primero "Crystals" y después Chakras" para en 2001 abordar "Runes" (Runas). Di Donna refiere que este disco "Tiene una tendencia muy orquestal con instrumentos celtas y códigos ostrogodos, visigodos y normandos. Yo estudié la música de Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Escocia, Islandia... No es un disco de música folclórica, sino de fusión donde oyes una orquesta sinfónica, una gaita escocesa y música juglar europea".

-¿Y grabaste una orquesta sinfónica o usaste "samplers"?
-Hay samplers tomados de distintas Orquestas Sinfónicas , pero también ejecuciones en vivo de guitarras, bajos, teclados o flautas con distintos musicos.

CON LOS SAMPLERS ME VOLVI LOCO

Es el empleo de samplers y elementos electronicos lo que marca un viraje en su carrera  y lo convierte en uno de los que mejor maneja la herramienta entre los venezolanos al intervenir, mezclar y transformar sonidos: "En "Runas" teníamos el  problema de buscar ejecuciones de orquestas y cantos líricos y operáticos, pero conseguir una mujer que cantara ópera y que pareciera rockera a lo Nina Hagen, o una orquesta que hiciera las líneas de las piezas mías,  era costosísimo. Entonces el ingeniero de sonido de alcione me mostro los discos con samplers de coros o de orquestas y me volví como loco con tan buen material. Con ésto tienes un canto tribal de Africa, lo pasas a la computadora y le incorporas las violas de la Sinfónica de Moscú o cosas por el estilo.... En las tiendas de instrumentos musicales ahora consigues samplers como un instrumento más que te facilita tener una sinfónica o cualquier tipo de instrumento con buenas ejecuciones, un solo de saxo en jazz o un canto tribal de Australia. Se te amplifica el espectro de posibilidades creativas con miles  de instrumentos a tu disposición que a lo mejor ni sabes tocar. Eso sí, tienes que tener el gusto de un  saxofonista y saber cómo pasar de una frase a la otra. No se trata de usar esa toma pregrabada de cualquier manera, ahí es donde viene el trabajo del compositor. Yo uso ejecuciones de piano, guitarra o saxo que ya vienen listas o que tomo de un disco, las desordeno y vuelvo a ordenar de otra forma, las afino de otra manera, las desfiguro, intervengo, las distorsiono con un wah wah, con un delay, con ecos, ademas de esto se debe conocer mucho de cada uno de los instrumentos que estas usando en sampler...¨ 

Desde entonces cada disco de Di Donna ha seguido esta forma de trabajo, sobre todo uno que viene en camino y que es como su máster y PHD: "Makunaima", firmado junto a Gerry Weil (musico austriaco residenciado en caracas) a partir de los cantos y danzas de los indigenas pemones del Sur de Venezuela y Brasil.

EL MUNDO INTUITIVO Y LAS COINCIDENCIAS

-De los temas que abordas en tus discos, ¿cuánto hay de éso en tu vida diaria?
-He tenido como libro de cabecera el "I-ching", leo todos los días una frase del "Tao", a Allan Watts, y me interesó mucho cuando estableció contacto con el Dr. Suzuki y las traducciones de los textos budistas y taoístas. Me gusta mucho el prólogo de Charles Young en el "I-ching", donde se despoja de su personalidad occidental, revela que hay una intuición que la racionalidad no puede explicar y entra en el análisis del mundo intuitivo y las coincidencias. Siempre me encantó la magia, la de Oriente y la de los indígenas de América. Por eso viajé por Suramérica, estuve en ashrams, tambien con los santeros brasileños de Río de Janeiro, y en tambien experimente vivír en un
monasterio budista. Y por eso mi música tiene desde rock hasta  meditación profunda, y puede saltar desde un bolero (genero musical caribeño) o un blues  hasta un canto místico psicodélico.

La discografía de Héctor Di Donna se completa con "A journey to Atlantis" (2001), "Kamasutra secrets"  (2002) y dos discos nuevos que van a ser sus registros números 8 y 9 con Alcione: "Feng-Shui II" y "Con el espíritu del Reiki". (en el año 2002).


Articulo Toro PiedraHector Di Donna:
presenta y patrocina Restaurante Toro Piedra
La mùsica como medio para expandir la conciencia

INGRID

DI DONNA, de origen italiano, es músico, compositor, investigador y creador de música étnica, blues, jazz, pop, música electróni¬ca y contemporánea. Sus instrumentos son la guitarra, el piano y los sintetizadores; gran parte de su vida se ha dedicado a la enseñanza musical y actualmente se dedica a los concier¬tos de sus obras y a la musicoterapia (música diseñada especialmente para mejorar la salud física y emocional).
Realiza conciertos, ambientaciones y atmósferas musicales en vivo, donde interactúa con el público y explica los beneficios de la música para la salud. Ha preparado talleres, cursos y reali¬zado conciertos de apreciación y sensibilización a la música en Caracas, Miami, Nueva York, las Palmas, Roma y Nápoles, durante más de 25 años. Dedicado también a la producción musical, música folklórica, jazz, blues, pop y rock, música para teatro, esculturas sonoras y otros eventos, investiga la música étnica. Algunos de sus ta¬lleres son: Música Shamánica; Música y Meditación; Feng Shui y Música Sagrada; Blues, Jazz e Improvisación; ¿Qué es la música electrónica?; Ordenador y Programas para la Música. Más de 12 obras musicales han sido publicadas en Miami Florida (USA) por el sello ALCIONE MUSIC.

Ingrid: ¿Qué es lo que te incitó a iniciarte en la música?
Héctor Di Donna: Se puede decir que nací y me crié con la música. Mi padre era violinista y mi madre pianista. Mi madre intentó que yo leyera música, pero la verdad es que a mí no me gustaba, aunque al final aprendí. Cuando mi madre no estaba en casa aprovechaba para tocar al piano e inventaba cualquier cosa, incluso aprendía de oído lo que tocaba mi madre y después lo repetía.
Investigas entre otras la música china. ¿Qué nos puedes aportar sobre ella?
Tengo 3 discos dedicados al concepto Feng Shui. Feng es una palabra que denota el sonido del viento y Shui es una onomatopeya del sonido del agua al caer en un río. En base a eso creé los 3 discos dedicados al Feng Shui, con estilos de las 8 principales regiones chinas.
Háblanos un poco más del Feng Shui. ¿Es verdad que puede mejorar la ener¬gía del hogar?
Es sonido fundamentalmente, que magnetiza y orienta los objetos. El sonido es energía. Si los objetos no están bien orientados, están desarmonizados. Esto es co¬mo si se tratase de una obra musical, cuyas notas están mal ubicadas. El Feng Shui no es el arte de la decoración, como creen muchas personas. Es el arte de la ubicación de los objetos en el espacio y de su relación entre sí.Y de cómo influ¬yen las energías de unos objetos con otros.Todo tiene sonido, energía. Desde lo más insignificante hasta algo tan grande como un planeta o satélite.
¿Podemos conseguir armonía en el trabajo o en casa mediante la música?
Desde luego, se puede crear para cada espacio una música distinta. Mediante el sonido se armoniza el espacio, bien sea para la oficina, la escuela, el hogar, etc...
¿Qué es la música Shamánica? ¿Dónde está su origen?
La música shamánica procede de la región entre el Orinoco y el Amazonas, donde los shamanes (chamanes o líderes políticos y espirituales) incitaban a su pueblo al cántico para diversas cere¬monias. Los Penones, Guajibos y Makiritare son pueblos indíge¬nas de la Guayana que utilizaban los cánticos shamánicos para sus ritos y costumbres. Estuve una temporada con ellos, grabando es¬tos cánticos y aprendiendo de ellos y después lo llevé al estudio y lo apliqué a mi música, combinándolo con saxo y música electrónica.
¿Crees que cada vez estamos más concienciados de que necesitamos las energías alternativas como el Reiki y el Yoga para cuidar nuestra salud?
Creo que sí. Se ve que cada vez más personas eligen tera¬pias alternativas, ya que muchas veces la farmacología combate las síntomas y no la causa. En Latinoamérica hay, por ejemplo, aún mucha más tradición de utilizar hierbas me¬dicínales. Me acuerdo cuando yo era niño que el médico te ve¬nía a casa y te recetaba algún tipo de hierba en vez de pastillas por ejemplo.
¿Qué te parece Gran Canaria, te han acogido bien?
Cuando llegué sentí su energía. La isla desprende una energía tremenda que te atrae, es un centro magnético de energía positiva. Cuando subí por primera vez al Roque Nublo, lugar que se ha convertido en mi favorito, me sentí tan atraído que abracé parte del roque y sentí tal energía que supe en ese mismo instante me que¬daría aquí. La isla tiene una energía circular que nos envuelve y que se dispara ha¬cia el cosmos gracias al Roque Nublo.
En un mundo en el que todos y todas vamos con prisa, ¿es difícil convencer a la gente para que se tome un descanso y se relaje meditando con música?
Sí, es difícil, pero viable. Esto es precisamente la propuesta del Restaurante Toro Piedra. Es el único lugar donde no solo se ocupan de ofrecer un buen género y ser¬vicio, sino que además intentan mejorar el bienestar de su clientela mediante una oferta musical diferente. Los viernes toco música de terapia mediante la cual crea¬mos un ambiente tranquilizador y relajante. Hace un par de noches pasó algo cu¬rioso durante una prueba que hicimos.Toqué, sin anunciarlo, este tipo de música y normalmente siempre hay varios clientes que después me saludan y comentan al¬go sobre ella. Aquella noche sin embargo vino más de la mitad de la clientela a co¬mentar cuanto les había gustado la velada. ¡Genial! La música no fue la protagonista, sino que se trataba de una ambientación musical para acompañar a la cena y, sin darse cuenta nadie, tuvo su efecto.

La música de Héctor Di Donna.
Instrumento para expandir la conciencia.

PETRONIESKA PETRONIESKA
www.petronieska.deviantart.com

Por naturaleza este gran compositor es un investigador musical, en su lugar sagrado de creación ( mente ) logra comunicarse con el verdadero origen del sonido, creando un siamés, un hermano, algo paralelo pero original, nuevo y extraordinario.
Nada es igual a sentarse con él y ver cómo le da nacimiento a el sonido del cosmos, probablemente sonidos olvidados. Héctor Di Donna los trae de vuelta y los llena de vida mística.
¿Te has preguntado cuál era el sonido del origen del Universo? ¿De la tierra?
Héctor nos regala esa fuerza con su magnitud en sonido, notas que se juntan y son capaces de dar vida y originar el movimiento.
Eso es maravilloso. Sublime.
Por esto, por ser mi padre, por darme el sonido en mi nacimiento, por juntar estas notas y brindarme ese movimiento capaz de hacer fluir mi energía, por estas cosas y por muchas cosas más, estoy muy agradecida y completamente maravillada, orgullosa.
Su música expande el tamaño del Universo, lo llena con su propio sonido. Inimitable, único, irrepetible, como el mismo universo.

 

Un articulo publicado por LEONARDO BOGOTT locutor y periodista quien lleva adelante el programa de radio MAS A JAZZ.
GIFT FOR A FRIEND, Regalo Para un Amigo...

LEONARDO BIGOTT, Noticiero digital, 12/04/2005

Una vez más escribo sobre Héctor DiDonna. Y es que realmente la dedicación de este vanguardista músico lo mantiene a uno en vela. El, además, representa el epítome de la música en el más amplio de los sentidos. Su trayectoria es un cúmulo de experiencias acústicas y electrónicas que fusionan blues, jazz, rock y elementos étnicos. Bajo una visión personal, Héctor es un pintor sonoro que trabaja con intesidad las texturas y los colores como pocos realmente lo hacen. Esto le da a Héctor un carácter especial, sobre todo cuando se toma en cuenta que sus ritmos, actuales, apuntan hacia una búsqueda de un arte más elevado.
No estimo importante de donde viene Héctor, pero si es importante expresar que su carrera musical se remonta a los tiempos del incipiente rock progresivo. En aquellos días hubo una banda llamada Espiga que dejó una huella en nuestra historia musical con los temas Dama Gentil y Hombre de Paz. Interesante es que cuando escuchamos a Héctor notamos que su evolución musical ha sido grandiosa. Héctor no se quedó en los trapos del hippismo, ni tampoco se quedó colgado de la onda psicodélica. Y aunque si se las vaciló de lo lindo, su música es una experiencia tan exótica y viva como la de observar un huevo Fabergé.
Hace poco les recomendaba el CD Gift for a Friend/Regalo para un amigo. Un tributo de Héctor al maestro Gerry Weil. Poco después mi buen amigo y productor Elliot Levy, me invitó a un estudio para escuchar en que andaba Héctor. Tras meditarlo por semanas decidí que debí escribir sobre esta experiencia, básicamente porque fue genial y la escuché, como podríamos decir…. en un equipo de verdad y en una sala de verdad. Aunque la buena música suena bien donde sea.
Sin embargo, no exagero si digo que la música de Héctor demanda ciertas condiciones especiales para ser apreciada, pues incluso en ese sentido también es avanzada. Sus viajes sonoros salen de los límites convencionales ya que literalmente hablando sus sonoridades se elevan, caen y se van más allá del parlante derecho e izquierdo, según él dicte.
Esta nueva grabación, pronto a salir, ofrece a un DiDonna con mayor madurez y densidad. Quienes has seguido su trayectoria volverán a vivir las sugestivas atmósferas de alb úmes como: Crystals, Atlantis, Aphrodite y su exitoso Feng Shui, pero con más riesgos y más seguro de si mismo. En momentos guitarrista, en ocasiones tecladista, Héctor esculpe y colorea con mayor equilibrio.